El juego que temen los profesores

whack2

Hace poco más de un mes Box10 lanzó un sencillo juego llamado Don’t Whack Your Teacher, que se traduciría por “no pegues a tu profesor”. Un título más que irónico ya que el juego va precisamente de lo contrario: pegar a tu profesor hasta matarlo. Poco después de salir a la luz los docentes se llevaron las manos a la cabeza preguntándose qué clase de mensaje se está dando a los chavales que juegan a esto ¿cómo puede existir un juego en el que se mate sádicamente a un profesor? La polémica estaba servida.

Vayamos por partes y empecemos por el juego. Como he dicho es un juego más que sencillo. Existen 10 formas distintas de matar al profesor y lo único que hay que hacer es encontrar los 10 posibles objetos y ver actuar al niño-asesino. El dibujo es sencillo y monótono, un gris sepulcral que es contrastado con el rojo chillón de la sangre mientras que los gemidos y gruñidos del profesor acompañados por una alegre música de fondo son lo único que se escucha. Queda claro entonces que el juego no va más allá que el simple hecho de matar al profesor. El juego se parece mucho a otros como “Whack Your Boss”, “Whack Your Computer” o “Whack Your Ex”, tanto que incluso podría parecer de los mismo creadores. Estos juegos se describen como juegos para quitar el estrés y rabia acumulada.

whack1

Al poco de estar disponible el juego en una web de juegos online española los sindicatos se pusieron manos a la obra para pedir su retirada con argumentos como” el uso intolerable de la figura del docente de manera ventajista por parte de la web, con la única intención de lucrarse, sin valorar las consecuencias que este tipo de vídeos tienen sobre el deterioro de la convivencia en los centros escolares” y “es escandaloso, una incitación a la violencia más gratuita, utilizando además elementos cotidianos, muchos de los cuales se pueden encontrar en cualquier clase” por miembros del sindicato ANPE.

Pero si existen ya muchos juegos de matar… ¿por qué tanta controversia? Para contestar a esta pregunta debemos ponernos en la piel de un profesor por un momento y encontraremos tres razones principales. O al menos esas he encontrado yo.

  1. La primera, y más evidente, es que este juego ha salido en un momento muy crítico en España; tan solo un mes y medio antes del lanzamiento un profesor inocente fue asesinado por un alumno armado con una ballesta. Este suceso conmovió al país entero y aterró a la comunidad educativa. Se demostró que el niño había tenido un brote psicótico y había oído voces que le decían qué hacer, pero poco se tardó en culpar a los videojuegos. Algunos periódicos como por ejemplo El Confidencial citaban frases como “(él es) un chico normal, aficionado a juegos bélicos” y los comentarios de lectores culpaban la violencia de los juegos como motor del cambio en valores en los adolescentes.
  2. Es un hecho que la agresión verbal y física de alumnos hacia profesores ha incrementado. De la época de nuestros padres, a la nuestra, y a la próxima generación hay un enorme cambio de actitud y respeto hacia la figura del docente. Estos datos se muestran por el alto índice de acoso escolar (tanto entre los alumnos como de alumnos a profesores) y el aumento de bajas de docentes por estos motivos. Sin ir más lejos, yo como profesora que soy y alumna que he sido, he presenciado casos de agresión verbal y física hacia un profesor, y estoy segura que vosotros también.
  3. No debemos olvidar que la media de edad de los docentes es de una generación que no ha crecido con videojuegos por lo que desconocen y en muchas ocasiones temen este nuevo mundo por desinformación. Hay muchos profesores que por el hecho de ser de una determinada edad y mentalidad no aprueban que los alumnos jueguen con el ordenador o consolas.

whack 4

Con estos argumentos podemos entender el por qué se ha criticado tanto este juego por un sector muy determinado mientras que para muchas otras personas haya pasado desapercibido. ¿Fomentan este tipo de juegos la violencia hacia los profesores? ¿Trivializa su figura y hace perder su respeto? Mi respuesta es no. Al menos, no más que podría hacerlo cualquier otra industria del entretenimiento como la televisión o el cine. ¿Acaso no han visto generaciones anteriores películas violentas de matanzas? ¿O es que estas no cuentan? Hay una gran diferencia entre la ficción o la imaginación y la realidad.

Y si llevamos el debate más allá y en relación con el tema en cuestión nos podemos preguntar: ¿Qué es legitimo matar en los videojuegos? Es decir, ¿qué podemos matar que esté bien visto y qué no? Podemos matar extraterrestres, zombis e incluso soldados pero no profesores. Podemos atropellar, acuchillar, asesinar vilmente, pero si no hay sangre ¿no pasa nada? Podemos matar en un momento a un montón de personas con explosivos, pero si matas de cerca a una persona es violento y sanguinario. ¿Dónde está límite? Nos encontramos con una delgada línea entre lo moralmente aceptable y no, y el problema reside en que esta línea varía de persona a persona. A mi como docente no me molesta este juego, pero sí que me puedo imaginar otros juegos que consideraría inaceptables por mi propia ética y valores. Supongo que al final todo depende del cristal con que se mire.

¿Qué opináis vosotros?

@julsdaydreams

Anuncios

Un comentario en “El juego que temen los profesores

  1. Pingback: AZ Te cuenta: Julio 2015 | AZ GAMES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s