E3 2015: Segundo día. Montaña rusa de emociones

Decía mi abuela que nunca llueve a gusto de todos. Una frase popular que viene a resumir aquello de que para que haya vencedores tiene que haber perdedores (o para constatar el vinagrismo del ser humano). Sea como fuere la ronda de conferencias de la Electronic Entertainment Expo de 2015 esta siendo una explosión de sentimientos, buenos o malos, pero sentimientos a fin de cuentas. El primer día de conferencias nos había dejado con una Microsoft muy fuerte, Bethesda decantada a lo bueno y una Electronic Arts decepcionante. Ahora es el turno de Ubisoft, Sony, Nintendo y Square-Enix. ¿Habrán estado a la altura?

Empecemos por Ubisoft. La compañía francesa venía muy discutida por los problemas que ha tenido este año con Watch Dogs y con el polémico Assassin’s Creed Unity, trufado de errores y fallos de diseño. Para hacernos callar mostró en primer lugar South Park: The Fractured but Whole el sucesor espiritual de Stick Of Truth, juego que recuerdo que ganó el título de mejor juego del año 2014 en este blog. Promete ser un juego divertido que cambie la bromas sobre la fantasía medieval por el mundo de los superheroes. Promete, promete. Obviando Assassin’s Creed Syndicate, cantantes desafinando, y juegos de baile, lo siguiente destacable fue For Honor un juego ambientado en la Edad Media y que propone partidas competitivas entre dos ejércitos (Vikingos, Caballeros o Samurais) y que parece simular bastante bien las mecánicas de la esgrima medieval.

Tampoco pudo faltar una buena ración de The División y Rainbow Six: Siege, perfectos aperitivos para dar paso al acto final, Ghost Recon: Wildlands. En esta nueva entrega podremos elegir la forma de afrontar la misión: a lo suicida, sigilosamente o  emboscando al objetivo. La temática relacionada con el mundo del narcotráfico en lo que parece que sería un mundo abierto con algún toque de Far Cry mezclado con Just Cause. No ha sido la mejor conferencia de Ubisoft de los últimos años pero como siempre, está a la altura, a nivel de show y de títulos.

Sí pero no, Fujur.

Sí pero no.

A Ubisoft le siguió Sony. La conferencia se emitió a las tres y media de la mañana hora española y con los ojos llorosos me esperaba poco del gigante tecnológico nipón. Predije que la conferencia se centraría en títulos buenos pero centrados en la gran masa de jugadores Call of Duty: Black Ops III (que vende su exclusividad de MS a Sony), Destiny, Fifa, Battlefont y Batman: Arkham Night. Nada nuevo bajo el sol. Desde luego andaba errado pero Sony tenía algo guardado para el universo, un triple bombazo: Last Guardian, Final Fantasy VII Remake y Shenmue 3. No negaré que me dejaron con la boca abierta y el efecto fue demoledor e Internet habló: Sony gana. Pero poco a poco esa sensación de ilusión y reconocimiento se fue diluyendo. Vamos a analizar seriamente lo que sucedió:

  • Last Guardian sorprendió porque todos lo dábamos por muerto. Desde 2009 no sabíamos nada de él. Debido a este largo tiempo de desarrollo las consecuencias son evidentes: es un juego que llega tarde, que ya no sorprende visual ni mecánicamente pese a que el diseño artístico y el planteamiento narrativo promete. En 2009 hubiera sido novedoso hoy ya hay propuestas similares. Una alegría tamizada.
  • Por otra parte está el anuncio de Final Fantasy VII Remake, probablemente la entrega de la saga más sobrevalorada, anunciado con un teaser de un juego que no veremos hasta seguramente 2017. ¿De verdad queremos un remake, más aun cuando están desarrollando un port HD del original? No olvidemos que el juego lo hizo en su día una Square en estado de gracia. Miedo me da lo que la nueva Square-Enix puede hacer. De todas formas ya os aviso, habra a mucha parte de la comunidad que no les gustará. La nostalgía es un arma de doble filo.
  • Lo de Shenmue 3 abre muchos interrogantes. ¿No tiene Sony dinero para costear el juego? ¿Por qué lanzan un kickstarter para financiar el juego con un objetivo (dos millones), claramente insuficiente para su desarrollo? Y la pregunta clave ¿estará Shenmue 3 a la altura de los juegos de la nueva generación? Por lo menos pongamos la duda en esto. Parecen tres lanzamientos más centrados en ganar a la comunidad de Internet que a presentar algo coherente.

Pese a todo esto Sony ganó, pero no por el tridente del hype antes mencionado si no por una combinación de indies y juegos pequeños como Firewatch (el juego que nos cuenta la historia de un Guardabosques) o No Mans Sky, la batería de indies de Devolver Digital y sobretodo dos títulos: Horizon: Zero Dawn y Uncharted 4.

Por una parte Horizon: Zero Dawn es una juego distopico en el que seres humanos que viven en una especie de estadío cazador-recolector luchan contra unas maquinas con forma de dinosaurio. La historia promete. las mecánicas lucen geniales, la diversión parece asegurada y los gráficos despuntando mostrando lo que puede hacer la octava generación de consolas. Un acierto dejar de desarrollar Killzone para hacer esto. Por otra parte Uncharted 4 mostró musculo con un trailer espectacular que hizo arrepentirse a todos los que había dudado de ellos. Naughty Dog está un nivel por encima del resto de compañías. En fin poco más que animaros a que veais el trailer y juzgueis vosotros mismos.

Así que la conferencia nos dejó a una Sony en posición de ventaja sobre una Microsoft dispuesta a pelear. Una buena noticia para los que nos gustan los videojuegos, pues es con la competicia sana cuando las compñias ponen su creatividad al máximo y salen juegos espectaculares.

PD: PS Vita descanse en paz.

Pero no todo fueron alegrías. Con el hype del resto de conferencias vino la bajona: Nintendo se marcó una desastrosa no-conferencia. Pocas veces he visto a los fans con una opinión tan unánime: decepción. A excepción de Star Fox Zero desarrollada junto a Platinum Games, el resto del Nintendo Digital Event fue altamente decepcionante o poco interesante. En comparación con las charlas de Microsoft y Sony, la de Nintendo sorprendió negativamente. Hacía tiempo que un Nintendo Direct no decepcionaba tanto (desde tiempos de Wii). Si bien Yoshi Woolly World, Xenoblade Chronicles X, Yo-Kai Watch, Fire Emblem Fates o Super Mario Maker son juegos excelentes pero ya habíamos visto bastante sobre ellos. Más aun cuando Super Mario Maker había sido excelentemente mostrado en el Nintendo World Championship del día anterior, que por su genial organización y lo divertido nos hizo pensar que Nintendo iba con todo en este E3. Nada más lejos de la realidad.

Sin querer mostrar nada del próximo “Zelda” de Wii U que están desarrollando, tampoco mostraron títulos esperados como Pokken Tournament, Project Treasure, Devil’s Third o Chibi Robo. Y sin embargo se decantaron por mostrar de manera torpe y lenta otros que no estaban al nivel de las expectativas.  Especialmente un nuevo The Legend Of Zelda: Tri Force Heroes para 3DS con una pinta horrible (marca de la casa del mediocre Aonuma) en plan cooperativo, pillado con pinzas y el port de Hyrule Warriors también para la portatil de Nintendo. Además dos nuevos “Metroid” que han horrorizado tanto a los fans que hasta han iniciado una campaña en change.org para la retirada del juego. Visualmente no son bonitos y uno de ellos es una especie de juego de fútbol con cañones de plasma muy ridículo. También un juego de Animal Crossing tipo Mario Party como excusa para vender amiibos de Animal Crossing, más amiibos que se pueden usar como Skylanders y poquito más (¡ah! Si, más amiibos). Totalmente incomprensible. Más aun cuando sabemos que en el Treehouse tienen más cosas para enseñar. Inexplicable como Nintendo ha decidido hacer una cosa así cuando millones de personas tienen los ojos puestos en ellos. Supongo que cuando vuelvan a bajar sus acciones se preocuparán por mejorar en este aspecto.

Eso sÍ, los superclases aun cuando pierden estrepitosamente dejan detalles de calidad como esa charla entre Shigeru Miyamoto y Takashi Tezuka sobre el diseño de niveles muy en la línea del genial artículo de Chiconuclear que nunca me cansaré de recomendar.

Para terminar la conferencia de Square-Enix alineada en el bando de conferencias decepcionantes junto con EA y Nintendo. Una puesta en escena bastante cutre, mucha charla sin sentido, parte de ella en japonés sin traducir, las presentaciones parecían hechas en Power Point, un poco cutre para una compañía multimillonaria. El otro problema de esta conferencia es que habían mostrado tanto en otras conferencias que poco nos podría sorprender ya (Tomb Raider, teaser de FFVII). Aun así Just Cause 3, nuevo juego de la sobrevalorada franquicia, Deus Ex: Mankind DividedHitman pintaban bien. Pero la guinda la puso sin duda Kindom Hearts 3, juego muy esperado para los seguidores de la saga que tendrán que seguir esperando otro año más para jugar a la tercera parte del famoso crossover de Disney. ¡Ah bueno! también hubo una buena ración de juegos para móviles y companion aps que hicieron sonrojarse hasta a los más fans. En fin. Poquita cosa.00d1f7bd0bce561e63d05c4186b59ac7

Este ha sido nuestro filtro sobre la información mostrada los dos primero días de la feria. A partir de este momento las propias empresas irán desvelando más detalles y precisando la información que nos llega desde los Ángeles. Toda una montaña rusa de emociones. ¡Larga vida a los jueguicos!

@samsks

Anuncios

2 comentarios en “E3 2015: Segundo día. Montaña rusa de emociones

  1. Pingback: Una industria movida por el hype | AZ GAMES

  2. Pingback: AZ te cuenta: Junio 2015 | AZ GAMES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s