E3 2015: Primer día. Empieza la nueva generación

Todos los inicios de generación son complicados, pero el de ésta, la octava, fue verdaderamente desastroso. Hardware anticuado, costes de producción elevadísimos, amenazas de obligatoriedad del online. Pasó un año y el panorama no era más halagüeño pues los constantes retrasos causaron la desesperación de los más pacientes. Pero, si hay una fecha mágica para el mundo de los videojuegos esa es el E3. La Electronic Entertainment Expo ha desplazado el pesimismo y ha vuelto a iluminar este sector artístico-industrial que son los videojuegos.

Las compañías, conscientes de que necesitaban reconectar con los usuarios han presentado una batería de juegos que prometen reanudara la guerra entre desarrolladoras durante unos cuantos años más. Microsoft se ha levantado del noqueo que le asestó Sony las dos pasadas conferencias y se ha apuntado al carro del #4theplayers. Parece que por fin van a presentar batalla a la compañía nipona. Así que con estas buenas sensaciones, vamos a analizar y a cribar que hemos podido ver en el “primer” día del E3:

En primer lugar, el gigante americano ha vuelto, por fin, a centrarse en los videojuegos. Empezó con Halo 5: Guardians que va arrancando poco a poco el interés de los fans, con una campaña que promete y un multijugador con novedades. También asistimos a la resurección de RARE, la mítica compañía que creó Perfect Dark y Banjo & Kazooie, y que tras años relegados al olvido Microsoft les han puesto a crear un nuevo juego con ambientación pirática, Sea of Thieves, además de lanzar una delicia de recopilatorio de los mejores 30 juegos de la compañía (incluido Jet Force Gemini, uno de mis juegos fetiche). También pudimos ver un espectacular Rise of Tomb Raider, un nuevo juego de aventuras llamado Recore de Keiji Inafune (creador de Mega Man) con perrete robot incluido, un teaser de Dark Souls III, más indies (Cuphead, The Flame in the Flood), Forza Motorsport 6 y un irrelevante Gears 4, todavía en un estado de desarrollo temprano, amén de otro refrito remake de los Gears of War de 360.

Mención aparte se merecen las Hololens, un dispositivo de cuasi realidad virtual que reconstruye en entornos cerrados creaciones en 3D sobre superficies reales. Lo probaron con Minecraft y el resultado fue impresionante. No se si conseguirá ser un éxito, personalmente no creo que llegue a ser el estándar de los videojuegos pero como avance tecnológico y como otra forma de jugar me pareció espectacular. Esta tecnología aplicada, por ejemplo, a los juguetes Lego puede ser toda una revolución. Nos dejó con la boca abierta.

El gran bombazo fue el anuncio de retrocompatibilidad de Xbox One con juegos de Xbox 360. Una jugada maestra, no tanto por el detalle hacia los jugadores, sino por atraer al bando de One a todos aquellos indecisos que aun no habían desertado a PS4 y que sin duda con la promesa de mantener el estupendo catálogo de 360 anima al salto generacional. Algo así como un upgradeo de consolas. Sea como fuere, como movimiento de marketing o como regalo para los jugadores es un acierto. En general veo a Microsoft centrada y con las ideas bastante claras, tanto en su vertiente PC  y transmedia con Windows 10 como con los juegos.

xbox-one-backwards-compatibility-100591083-large

Por otra parte Electronic Arts tuvo, una vez más, una conferencia desastrosa. Aburrida, sin ritmo ni coherencia. Apenas un teaser irrelevantísimo de un nuevo Mass Effect, un nuevo Garden Warfare al que le dedicaron demasiados minutos, la ya conocida vuelta de Need For Speed a la estética de los undergrounds, una secuela de Mirror’s Edge que, a priori, no ofrece nada nuevo (ojalá me equivoque) y un bloque excesivamente largo sobre los juegos de deporte, con una soporífera charla con el astro brasileño Pelé. Podían haber enseñado lo mismo dedicándole menos tiempo y ahorrándonos perder minutos de nuestra valiosa y limitada existencia. Como breves destellos de luz, que no logran salvar una pésima conferencia, destacan Unravel, un juego plataformero preciosista cercano a propuestas como Yoshi’s Woolly World o Little Big Planet y, como no, uno de los juegos del año Battlefield Star Wars Star Wars Battlefront. Este último nos puso los pelos de punta con la puesta en escena de este nuevo shooter ambientado en la exitosa franquicia cinematográfica (y del merchandising) de Star Wars. Luce estupendo, parece divertido, gráficos a la altura y su lanzamiento está previsto antes de la publicación de Star Wars VII: The Force Awakens.

Finalmente hablaré brevemente de Bethesda, compañía que se estrenaba en esto de las conferencias en el E3. Para ser primerizos nos han dejado muy buenas impresiones. Pudimos ver un prometedor Fallout 4, con una de las mejores ediciones limitadas que se recuerda ¡¡un PipBoy de verdad compatible con Android e iOS!! El juego se ve muy bien sin ser el más puntero en gráficos, pero lo mejor son las mejoras que promete, tanto en guión como en mecánicas (el perrete, crafteo, construcción). También pudimos ver Doom 4 desarrollado por ID Software, mítico shooter gore frenético y chapado a la vieja usanza, un must. Finalmente también anunciaton tanto un nuevo Dishonored 2 como otro refrito/remake para nueva generación y otros juegos menos relevantes (por lo poco que aportan) como Battlecry y Elders Scrolls Online.

Fallout4_PIPBoy_Edition_ESRB_1434323636

Mañana Ubisoft, Sony, Nintendo y Square-Enix. Stay tuned!!

@samsks

 

Anuncios

2 comentarios en “E3 2015: Primer día. Empieza la nueva generación

  1. Pingback: Una industria movida por el hype | AZ GAMES

  2. Pingback: AZ te cuenta: Junio 2015 | AZ GAMES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s