Análisis de Capitán Toad: Cazador de Tesoros

Capitán Toad: Cazador de Tesoros es el enésimo ejemplo de que un juego pequeño con buen diseño puede superar a muchas de las superproducciones millonarias. Ya sabemos que potencia no es sinónimo de calidad, pero nunca está de más repetirlo e intentar seguir manteniendo la luz del faro del buen gusto en este mar de mediocridad que es el mundo de los videojuegos.

Desarrollado por Nintendo EAD Tokyo y 1-UP Studio (2014), o lo que es lo mismo, uno de los estudio de desarrollo interno de Nintendo y una de sus filiales (first party), ambos implicados en el desarrollo de Super Mario 3D World. Es un juego pequeño que puede dar unas 12-15 horas de juego entre coleccionables, desafíos y pantallas extras, unas cuantas horas más si el jugador quiere dedicarse a completar los desafíos de tiempo y unas cuantas menos si solo quiere llegar al final de la historia. Es corto en duración y así lo refleja su precio de salida, significativamente más barato que otros producciones similares.

captain-toad-treasure-tracker_027

Consciente o insconscientemente toma elementos que recuerdan a Fez (Polytron, 2012): el añadido de poder rotar la cámara al rededor del eje del nivel como si éste se tratara de un diorama, creando efectos de perspectiva al unir los planos 2D y 3D. Estos juegos de perspectiva sumados al exquisito y variado (tanto visual como jugablemente) diseño de niveles son el leitmotiv de esta secuela.

Es en definitiva un juego de puzzles aderezado con elementos plataformeros que nace de un minijuego/fase de bonus de Super Mario 3D World. Visualmente mantiene la estética de su juego fundacional pero añade a modo de guiño o de declaración de intenciones un monton de referencias a Yume Kōjō: Doki Doki Panic el juego que luego se transformaría en Occidente en Super Mario Bros. 2 (Super Mario USA en Japón) pero que en su versión original lo protagonizaba una especia de héroe con babuchas y turbante a modo de pre-Toad humano y en el que aparecían numerosos elementos que se convirtieron posteriormente en clásicos de la saga Super Mario: Shy Guys, nabos arrojadizos, escaleras, etc.

Variedad, rapidez, frescura, humildad, inteligencia en el diseño, un buen diseño artístico, una excelente banda sonora, buenas mecánicas y buen desarrollo de niveles hacen de Capitán Toad: Cazador de Tesoros un juego más que recomendable. Capitán Toad hace sencillo lo difícil y plantea como algo elaborado lo aparentemente simple. Es el juego con mejor diseño de niveles del 2014 y puede ser el inicio de una nueva franquicia de Nintendo pues han dotado al pequeño Capitán Toad, a su cuadrilla y a su compañera Toadette de un carisma y una ternura que hace las delicias de todo aquel que lo juegue.

10933348_10204779532863129_959141394_n

Cuando las cosas se hacen bien hay que reconocerlas. Nos gusta esta Nintendo consciente y orgullosa de sus orígenes.

A más de uno nos ha salvado la navidad.

@samsks

Anuncios

Un comentario en “Análisis de Capitán Toad: Cazador de Tesoros

  1. Pingback: AZ te cuenta: Enero 2015 | AZ GAMES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s