Análisis de Mario Kart 8

mariokart8

Es difícil analizar un juego de estas características, no por la complejidad del juego, más bien porque todo el mundo conoce qué es un Mario Kart. Por lo tanto no me voy a enrollar mucho.

Mario Kart 8 es un Mario Kart. Con varias decenas de personajes y otros tantos circuitos a nuestra disposición. Mantiene el sistema de dificultad por cilindradas (50, 100 y 150 cc más el modo espejo). Sigue en la línea de Mario Kart Wii de poder elegir entre distintos vehículos. Si bien en esta entrega la personalización es muy importante, tanto para maximizar los atributos en carrera como para equilibrar (o potenciar) tu personaje. Un personaje con poco peso tendrá más posibilidades de girar peor pero correrá mucho. Es opción tuya si prefieres potenciar la velocidad o equilibrarlo añadiéndole más agarre.

El cambio más aparente puede ser la gravedad aunque a la hora de jugar apenas lo aprecias, más allá de que cuando estás en ese modo al chocar puedes generar turbos. Los nuevos circuitos están perfectamente diseñados a los que se añaden otros 16 circuitos retro pertenecientes a anteriores juegos de la franquicia, rehechos y con nuevos añadidos para la ocasión.

Nintendo mantiene también el multijugador, tanto a dos como a cuatro jugadores, pero el gran protagonista sin duda es el online. Un estupendo modo lastrado por la incapacidad de Nintendo de dar un servicio en línea a sus usuarios con los estándares de calidad que exige la segunda década del siglo XXI. Aun así el online funciona con normalidad, hay muchos jugadores conectados y te empareja relativamente rápido con ellos. Tienes la posibilidad de jugar en partidas contra todo el mundo o bien optar por jugar con los jugadores de tu región (Europa, especialmente está repleto de franceses) y, lo que es mejor para mí, competir (y crear) torneos con reglas específicas y rankings. Los torneos pueden ser diarios, semanales, de dos días, con objetos sin objetos, abiertos cerrados… etc. Mucha variedad y adaptabilidad para los jugadores. Por otra parte también puedes jugar con otros amigos online creando un grupo privado y aquí viene uno de los puntos negativos, se echa MUCHO, MUCHO, MUCHÍSIMO un botón para poder invitar a tus amigos al lobby de la carrera.

El juego en sí te empuja a seguir jugando más allá de conseguir todas las copas en oro. Tiene el clásico modo contrarreloj para batir tus propias marcas y la de los jugadores del resto del planeta. Arañar segundos al fantasma de un japonés no tiene precio. Y, si bien no hay logros o trofeos, sí que hay desbloqueables en formas de karts, ruedas, ala deltas  y sellos que te animan a jugar todos los modos. Además cuenta con una sección Mario Kart TV donde puedes gestionar tus vídeos favoritos para subirlos a la red o para contemplarlos y fardar con tus amigos… o bien  visionar los de tus amigos, e incluso los más populares de Miiverse.

En resumen Mario Kart 8 es más y mejor pero manteniendo la esencia de siempre. Para mí es un imprescindible para cualquiera que se considere jugador y le gusten los retos. Go for it!

@samsks

Anuncios

Un comentario en “Análisis de Mario Kart 8

  1. Pingback: Mejores juegos del 2014 según la redacción de AZGames | AZ GAMES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s